Ha llegado el momento, ya no puedes resistirte, necesitas una web para tu negocio, o una tienda online. ¿Existes en internet?, ¿o no?…

Si no estás en internet no existes, si tienes una web y no estás posicionado, no existes.

Lo oímos miles de veces, y así es, la realidad. Así que deja de resistirte y lánzate a por tu proyecto web. Si estás en buenas manos, seguro recuperas la inversión y consigues más visibilidad, más clientes y más ventas. Además de potenciar correctamente tu marca.

Y ahora, la gran pregunta, ¿cuánto cuesta mi web?, ¿cuál es el precio que debo pagar?. Bien, escoger la persona o empresa que la realice no es una elección que se deba tomar a la ligera. Una mala arquitectura, diseño web y posicionamiento que no cumpla los objetivos para llegar a tus clientes potenciales, conseguirá que no recuperes tu inversión y que no sirva de nada tu proyecto online. Por el contrario, si te dejas asesorar y te encuentras en buenas manos, tu inversión se amortizará con creces.

Una página web debe tener una arquitectura y diseño web acordes con la filosofía de tu negocio, estar adaptada a todo tipo de dispositivos y configurada para un posicionamiento en internet óptimo. Tiene que ser de calidad y a un precio justo.

El precio general de una web es difícil de definir, ya que todos los proyectos online no son iguales, depende de lo que se quiera trasmitir con ella, del mercado, de la competencia, del público objetivo, del volumen de contenido e imágenes, y de la funcionalidad.

Podrás encontrar precios desde 100€ (por aficionados) hasta 30.000€ o mas. Si te inclinas por una presupuesto low cost, ya te puedes imaginar lo que te vas a encontrar, una web muy sencilla, poco segura, sin personalidad, estandarizada y poco óptima para dar una buena imagen en internet. ¡Pero tampoco hace falta pagar un dineral!.

Una web corporativa, con un buen diseño personalizado e impactante acorde con la filosofía del negocio, con las páginas adecuadas, bien configurada para todos los dispositivos y el posicionamiento, segura, veloz y con todos los aspectos legales estimo se podría pagar entre 500€ y 1.200€. Dependiendo de los factores antes indicados. A mayor presupuesto, mas horas dedicadas y más trabajada estará la web.

Otro tema es una tienda online o una herramienta personalizada con funcionalidades concretas. Entonces estimo se debe pagar entre 4.000€ y 15.000€, dependiendo también de muchos factores a estudiar en cada caso concreto. Pero teniendo en cuenta lo que supone una inversión en un local físico (fianzas, reforma, mobiliario, etc) y gastos fijos, pienso que es un precio bastante razonable, asequible y fácilmente amortizable en el tiempo.

Además de plantearte contratar del diseño y desarrollo de una web, sería aconsejable, que pensaras que harás luego con ella, ¿quién la mantiene?, (contenido, actualizar herramientas, seguimiento posicionamiento, seguridad, etc); si además de la propuesta web te proponen servicios de mantenimiento, analítica web y posicionamiento, es el tandem perfecto para que tu web esté siempre sana, segura, posicionada y visible en internet. De nada sirve tener una web ideal y perfecta si nadie la ve en internet, ¿no?.

Es importante cuando te envíen propuestas para tu proyecto online, que revises el portfolio con los proyectos que hayan realizado las empresas o personas. Allí descubrirás su trayectoria profesional con trabajos online, realizados, y posicionados. Así podrás hacerte una idea de la línea que siguen.

Si te surge cualquier duda sobre propuestas web, y todo lo comentado, no dudes en contactarnos.

¡Descubre aquí todos nuestros proyectos realizados!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *